17 Agosto 2017
RSS Facebook Twitter 

 

·  Se inauguró la Feria de Empleo Pichucalco 2016, con más de 360 ofertas y más de 30 empresas participantes.

Pichucalco, Chiapas. La Secretaría del Trabajo (ST), que encabeza Francisco Javier Zorrilla Rabelo, refrendó su compromiso de impulsar acciones coordinadas con la Federación a través del Servicio Nacional de Empleo (SNE) y el Ayuntamiento de Pichucalco, con el propósito de impulsar espacios de ocupación laboral para los habitantes de la zona Norte.

En representación del titular de la ST, el subsecretario del Servicio Nacional de Empleo (SNE), Leonardo Omar León Alcázar, inauguró la Feria de Empleo Pichucalco 2016, dentro de los espacios que ocupa la presidencia municipal.

Con ello, se impulsan acciones de ocupación laboral a través de oportunidades de crecimiento personal y familiar mediante un empleo digno, bien remunerado y sostenible en el tiempo.

El funcionario agradeció las facilidades otorgadas por el presidente municipal, Luis Miguel Pérez Ortiz, así como la participación y confianza de los empresarios, al permitir acercar los servicios de vinculación con el empleo a la población.

Cabe mencionar que en esta feria se ofertaron 360 espacios laborales proporcionados por más de 30 empresas participantes, firmas que generan empleos locales dignos y bien remunerados, de acuerdo al perfil de cada persona interesada, apuntalando principalmente a los sectores financieros, educativos y de servicios.

En este contexto, el subsecretario del Servicio Nacional de Empleo, Leonardo Omar León Alcázar, refrendó el compromiso de la institución para fortalecer la estrategia a fin de mejorar la calidad de los servicios y ofertas a los buscadores de empleo de esta región.

Durante el evento, en el que se realizaron entrevistas de trabajo a personas de diferentes edades, se constató el interés de los empleadores para seguir impulsando el desarrollo de las y los chiapanecos de esta zona limítrofe con Tabasco.

 

A este evento, asistieron Rafael Rabelo Velasco, presidente de la CANACO; Roberto Torres Bouchot, subsecretario de Gobierno región VIII Norte; Jesús Gómez Montes, director de Infonacot y Miqueas Álvarez Villareal, delegado de la ST.

 

Un estudio británico revela que hasta 6.500 personas recibieron 10.000 tuits ofensivos en un periodo de tres semanas

Twitter, la red social de microblogging, se ha constituido como un importante espacio de debate social donde cualquier usuario puede dejar su opinión acerca de un tema. El problema nace cuando esta libertad de expresión se utiliza para humillar a otras personas a través de comentarios ofensivos, palabras malsonantes o actitudes racistas, homófobas, sexistas o misóginas. Un estudio realizado por el Centro de Análisis de Redes Sociales (CASM, por sus siglas en inglés) de la organización británica Demos, revela que este tipo de mensajes son muy abundantes, algo que preocupa enormemente a la compañía

La organización monitorizó tuits con contenidos despectivos hacia las mujeres producidos en Reino Unido del 23 de abril hasta el 15 de mayo de este año. Los resultados desvelan que hasta 6.500 personas recibieron alrededor de 10.000 mensajes ofensivos y misóginos a nivel nacional. Y un 50% de los comentarios misóginos publicados en la plataforma proceden de perfiles femeninos.

 

No existe un solo perfil, es un problema que debe solucionarse en conjunto

 

 

"La gente utiliza términos despectivos por todo tipo de razones. A veces, el abusón conoce a la víctima y, a menudo, son casos en que el alumnado se dirige al profesorado o a sus compañeras", cuenta Josh Smith, investigador asociado de CASM. "Puede parecer sorprendente que la mitad de los mensajes misóginos provenga de mujeres, pero esto nos muestra que no podemos asumir que hay solo un perfil demográfico difundiendo este abuso, sino que es un problema que debe solucionarse en conjunto", prosigue. En ámbito internacional, las cifras ascienden a 200.000 tuits destinados a 80.000 usuarios en las mismas tres semanas.

El Centro de Análisis de Redes sociales aplicó algoritmos propios para separar los mensajes que utilizaban los términos de modo agresivo o humillante, de aquellos más conversacionales o los que intentan condenar ese acoso. "Para Demos, el primer paso para abordar este problema es comprenderlo. Por eso, hemos conducido nuestra investigación hacia el uso que se hace de las palabras, pero el lenguaje es solo parte del problema y todavía hay cuestiones vitales que necesitan una respuesta", explica Smith. Hace dos años, la misma organización publicó un análisis sobre el lenguaje misógino en Twitter, aunque no ofrecía ninguna recomendación sobre cómo las plataformas deberían abordar la cuestión.

 

Recl@im the Internet

 

La organización británica Demos forma parte de Recl@im the Internet ("reclama Internet"), una campaña para denunciar el abuso a través de la red. Esta iniciativa defiende en su página web que Internet "debe ser un foro para la libertad de expresión, donde cada opinión importa". A través de los comentarios, los participantes pueden expresar sus ideas para combatir comportamientos abusivos en la Red, ya sean de carácter misógino, sexista, racista, homófobo o intimidación violenta. Pese a que Demos no está directamente involucrado en su funcionamiento, Smith confía en que este espacio se consolidará como un foro donde debatir los problemas que intenta solventar la campaña.

 

Este movimiento se inspira en las marchas Reclaim the Night ("reclama la noche") de los años 70 y 80, cuando las mujeres fueron advertidas sobre no salir después del ocaso por riesgo a ser acosadas o violadas. La reacción de las mujeres de esta época fue salir juntas a la calle para pedir un cambio y poder sentirse seguras cuando se pone el sol.

Página 4 de 4